martes, 29 de mayo de 2012

Hoy me sorprendo porque no te extraño
después de haberte amado tanto.
No te he extrañado y realmente me sorprendo.

Pero extraño tus sueños y ser parte de ellos,
extraño opinar y contribuir a traerlos

Extraño tus cuentos a cada momento
que me robaban sonrisas y me dan argumentos.

Extraño tus juegos, tus canciones desafinadas,
tu ronroneo en mi lecho y especialmente a tu perro.

Pero le agradezco al cielo, que a pesar de todo lo bello,
hoy solo te extraño si quiero compartir mis sueños,
aunque eso solo ocurra en todo momento





No hay comentarios:

Publicar un comentario