domingo, 8 de enero de 2017

Un paso a la vez

Miro hacia adelante y sólo me queda suspirar.
Cada paso, cada camino, cada persona que veo, me llenan de emoción y de incógnitas.
¿Por qué temer?
Si tus ojos me miraran con la ternura del latir de mi corazón al escuchar tu voz, seguramente mi armadura sería más fuerte.
Hoy mi defensa son mis alas para tomar vuelo.
Mi motor, los sueños y aventuras que imagino.
Y mi esencia, mi corazón.

Un paso a la vez. Eso hay que hacer. Un paso a la vez.

Gracias, gracias, gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario