lunes, 21 de enero de 2013

Me estás leyendo

Me estás leyendo,
Si, me estás leyendo
Quien creyera, 
me lo contó anoche tu padre.
Me lo encontré y me dijo que es casi un ritual,
me lees, porque aunque lo niegues aun me amas
y por eso no has querido soltarme.
Pero tranquilo, no se lo voy a decir a nadie.
Nadie sabrá que a través de esta ventana me miras,
y me miras todos los días.

Y aunque se que estás enojado con tu padre por contarme,
el quiere que así no se me lo niegues, y te lo niegues a ti mismo
recuerdes que si bajas al centro,
allí tienes un amigo que no va a juzgarte,
a el podrás mostrarle este cuento
y te va a ayudar a entender
porque agredirme y odiarme por pensarme
es amor verdadero,
solo que que ese amor me  hizo daño
y me perdiste hace rato,
agrandando tus miedos
y creciendo la soledad que escondes
escribiendo otros cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario